Como en cualquier otra construcción la base es un aspecto clave importante de cualquier edificio. Esta parte es la que soporta y le da a toda la estructura estabilidad y durabilidad. Si construyes una base sólida, no tendrás que preocuparte por que la casa o edificio colapse o sufra de grietas.

Existen diversas formas que los ingenieros eligen para fortalecer las estructuras, en particular, triángulos, arcos y cúpulas. Se comienza verificando de primera mano las fuerzas de tensión y compresión. Luego construyen una variedad de formas, las cuales prueban su fuerza, tensión y compresión que se distribuyen por triángulos, arcos y cúpulas. Los recursos utilizados a lo largo de la construcción muestran muchas aplicaciones de estas formas utilizadas en las culturas antiguas y modernas.

Algunas de las recomendaciones que te podemos ofrecer son:

Cuidar que la tensión y la compresión están distribuidas por varias formas en la arquitectura.

Tomar en cuenta que los triángulos brindan capacidad de fortalecimiento para las estructuras.

Usar los arcos de compresión para fortalecer puentes y otras estructuras.

Los arcos y las cúpulas proporcionan capacidad de carga para las estructuras.

Otra recomendación es usar materiales de construcción avalados y certificados como los que puedes encontrar en Meza Materiales para Construcción.